La incidencia es perseverancia

La incidencia es perseverancia: La lucha por el acceso al aborto en Ecuador

Por Consuelo Bowen Manzur y Nadia Donoso Sánchez, Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer Guayaquil (CEPAM-Guayaquil) 

Artwork by Alisa Pincay / @alisapincay
Alisa Pincay / @alisapincay

 El movimiento feminista en Ecuador se ha fortalecido mucho en los últimos años. Hace poco, feministas de todo el país se han unido para avanzar el derecho al aborto, que resultó en una sentencia de la Corte Constitucional que despenaliza el aborto en casos de violación para niñas, adolescentes, mujeres y personas con capacidad de gestar. 

Este avance es importante porque abre la posibilidad de acceder al aborto como un procedimiento fundamental. Es un hecho histórico, resultado de la lucha feminista en Ecuador que crea precedente para que otras barreras para el acceso al aborto sean superadas.

El acceso al aborto en Ecuador

Como Action Canada, conversamos con Consuelo y Nadya del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer en Ecuador y nos comentaron que, antes de esta sentencia, en Ecuador el acceso al aborto por violación era unicamente para mujeres que padezcan de alguna discapacidad mental. Sin embargo, incluso dentro de este acceso limitado, existían barreras. 

Según Consuelo, coordinadora de Litigio Estratégico, una de las barreras para acceder al aborto legal era el desconocimiento de la Ley, sobre todo en el ámbito médico. Por lo tanto, no había garantía de acceso al aborto legal.

Es por esa razón, que el CEPAM-Guayaquil, en sus casi treinta y ocho años de existencia, ha trabajado para abrir un camino en la promoción y en el acceso a los derechos sexuales y derechos reproductivos

El 28 de abril de 2021, lograron que la Corte Constitucional del Ecuador emitiera la sentencia que despenaliza el aborto por violación para todas las personas con capacidad de gestar. La Clínica Jurídica de Litigio Estratégico a través de CEPAM-Guayaquil junto a otras organizaciones de la sociedad civil, presentó una de las siete demandas de inconstitucionalidad, las cuales luego fueron resueltas mediante esta sentencia. Nadya, Gestora de Comunicación y Posicionamiento, nos comenta que este fue un trabajo coordinado, resultado de un acuerdo y alianza entre varias organizaciones con las que siguen trabajando con una estrategia política y legal compartida. 

Es importante situar la lucha por el derecho al aborto dentro de los movimientos regionales y globales por los derechos sexuales y reproductivos.

Consuelo cuenta que el camino para lograr esta sentencia, ha sido largo. Empezó con un grupo nacional, Aborto Libre Ecuador, y que luego se multiplicó en las regiones, incluido Guayaquil. Se organizaron reuniones públicas para hablar del derecho al aborto y desde ahí se formaron redes. Por ejemplo, si se necesitaba hacer plantones o cuando el tema del aborto entró a discusión en la Asamblea Nacional, coordinaron plantones y marchas en todas las ciudades del Ecuador de manera simultánea. 

Consuelo y Nadya expresaron que tener discusiones y asambleas es sumamente importante, no solamente para la gestión de material que se ve en la calle, sino también para promover el pensamiento crítico. Es una de las cosas más importantes que han hecho; no solo dar espacio para logística, sino también para el desarrollo del apoyo público por el derecho a decidir.

Desafíos continuos en la lucha por los derechos sexuales y reproductivos

A pesar del éxito de la demanda y de que existen políticas que garantizan, en teoría, cierto acceso al aborto legal, aún existen muchas barreras sociales que les impiden acceder a sus derechos. Nos contaron que el machismo en su país es grande y no solamente proviene de hombres cisgénero, está arraigado en la sociedad ecuatoriana.

 Otro gran desafío al que se enfrentan son los grupos anti-derechos y objetores. Las barreras actuales aquí tienen que ver con la falta de comprensión de la ley y con la criminalización y estigmatización de las personas que deciden abortar.  

Estas actitudes están en gran parte arraigadas en el conservadurismo. Ecuador siempre ha sido muy conservador en su política en materia de derechos sexuales y reproductivos. También es muy religioso, y se basa en estas creencias y la idea de que las mujeres tienen un solo papel, que es tener hijos, casarse, etc. La presencia y el papel de la Iglesia en el país es algo que discuten a menudo. Consuelo y Nadya se preguntan: ¿Por qué no se nos permite tomar decisiones sobre nuestros cuerpos? ¿Por qué no hay políticas públicas enfocadas en nosotras?

Situando al Ecuador dentro del movimiento global por el aborto libre

Es importante situar la lucha por el derecho al aborto dentro de los movimientos regionales y globales por los derechos sexuales y reproductivos. En todo el mundo siguen existiendo brechas en cuanto a los derechos humanos; existe la violencia, la discriminación, y la falta de acesco verdadero al aborto. Este avance es parte de un contexto más amplio.. Podemos ver como lo hizo Argentina, como lo ha hecho Uruguay, y como lo está haciendo México - estos avances se refuerzan entre sí. Se trata de luchas compartidas, éxitos comunes  y solidaridad en la región. 

Es importante que la ciudadanía conozca de aquello y apoye en esas exigencias que hacemos como sociedad civil para que los gobiernos cumplan y garanticen estos derechos. Es fundamental comprender y reconocer las demandas por los derechos a nivel global, y que las feministas de todo el mundo puedan identificarse y reconocerse a sí mismas en estas luchas.

Posted on 2021-11-03
Article type
Other News
Related campaign
Topics